El aceite de soja es fácil de modificar genéticamente y es por ello, que es especialmente importante que te asegures de que indica que se trata de un aceite de cultivos biológicamente controlados.
Regenera la piel y regula la queratinización.
Es hidratante y no deja sensación grasa, por lo que es adecuado tanto para pieles secas como grasas.
Por su capacidad para activar las células de la piel, se considera óptimo para la piel madura.
Activa las células, hidrata y regenera la piel seca y madura.
Regula la queratinización, conveniente para la piel grasa.