Las mascarillas faciales naturales son un regalo cargado de activos para nuestra piel. Si complementas el cuidado de tu piel con una mascarilla que se adecúe a tus necesidades notarás la diferencia, ya que las mascarillas actúan en las capas más profundas de la piel. Si tu piel es seca o está deshidratada, elige una mascarilla hidratante natural y recupera la jugosidad y luminosidad de tu piel. Si tu piel es de tendencia grasa, regula el exceso de sebo, desintoxica, purifica y desobstruye los poros con una mascarilla natural a base de arcilla o carbon negro activado. Si quieres tratar los signos de la edad utiliza una mascarilla natural nutritiva y reafirmante.

Mostrando 1–12 de 15 resultados