Dattier du dèssert
Balanites Egiptyaca
Su nombre común es paradójico dado que no produce dátiles, porque no es una palmera y no habita en el desierto.
Se trata de un arbusto espinoso salvaje que crece en zonas en proceso de desertización y produce un fruto comestible, de propiedades muy concentradas.
Parecida al dátil su sabor y olor es muy agradable y dulce.
La recolección de su fruto genera una economía sostenible para las mujeres que gracias a los ingresos de su venta pueden costear la educación y la salud de sus hijos y aportar riqueza a sus comunidades.

Leave a Reply