¿Qué es la cosmética natural o ecológica certificada?

Cosmética natural, ecológica, orgánica, bio, sin tóxicos…

Aunque parezca mentira no existe ninguna ley que regule qué es un cosmético natural, ecológico, orgánico, bio, sin tóxicos, etc. Aquí intentaremos clarificarlo.

En primer lugar, debe entenderse por cosmético, no sólo las cremas sino cualquier producto que utilizamos para nuestra higiene diaria, como dentífricos, jabones, geles, champús, etc.

Cuando utilizamos un cosmético realmente natural o ecológico nos aseguramos de que sus ingredientes son más afines a nuestra piel, evitamos ingredientes químicos tóxicos y alergénicos, reducimos el riesgo de intolerancias, reducimos los residuos químicos que pueden ser perjudiciales para el medio ambiente, los productos son cruelty free y si son cosméticos ecológicos las plantas no han sido tratadas con pesticidas ni insecticidas tóxicos.

Para que un cosmético se considere natural, el 95% de sus componentes tienen que ser naturales

Como los gobiernos no han regulado qué requisitos se necesita para que un cosmético sea considerado natural, ecológico, orgánico, bio o sin tóxicos existen empresas certificadoras especializadas en determinar y certificar si un cosmético es realmente natural o ecológico. Es el caso de EcoCert, Bio.Inspecta, EcoControl, o Natrue entre otras. Cada una de estas certificadoras tienen estándares diferentes, pero podríamos concluir que, además de asegurarse de que los productos cosméticos no lleven determinados ingredientes que pueden resultar tóxicos para la salud, para que un cosmético se considere natural, el 95% de sus componentes tienen que ser naturales. Para que sea ecológico, orgánico o biológico (términos que en realidad hacen referencia a lo mismo), se exige que exista un porcentaje determinado de ingredientes ecológicos, es decir, que procedan de la agricultura ecológica o que crezcan de forma salvaje en la naturaleza siguiéndose la trazabilidad de estos ingredientes salvajes. Es el caso del karité que encontraréis en los cosméticos de Maison Karité y Ètik Mundi y que podéis comprar on line en ankobiocare.com. Estas marcas utilizan el karité y aceites salvajes como la moringa o el baobab que crecen durante años en las sabanas de África. Su recolección se gestiona por cooperativas de mujeres, realizándose una producción artesanal local que tiene la certificación de recolección salvaje.

Manteca Corporal Pura Karité Ètik Mundi

Todo esto hace que los cosméticos naturales y, especialmente los ecológicos, sean perfectos para toda la familia y muy adecuados para pieles sensibles, atópicas, reactivas a productos químicos o con sensibilidad química múltiple.

La piel es el órgano del cuerpo más grande

Igual que cuidamos de nuestro corazón o de nuestras articulaciones deberíamos cuidar de nuestra piel y de nuestro organismo en general, ya que el 60% de los productos que ponemos sobre ella son absorbidos por nuestro cuerpo. La mejor forma de cuidarlo es con cosméticos realmente naturales y ecológicos como los que puedes comprar on line en ankobiocare.com, donde encontrarás marcas certificadas como realmente naturales y ecológicas, por lo que son marcas realmente seguras y sin tóxicos.

Si os fijáis todas las marcas que podéis comprar en ankobiocare.com son certificadas. A diferencia de la picaresca de muchas otras páginas web o tiendas físicas no sólo decimos que un producto es natural o ecológico, sino que lo certificamos.

Un desodorante natural y ecológico

Recuerdo que una amiga me dijo que utilizaba un desodorante ecológico que se vende desde hace muchos años, entre otros lugares, en una cadena de supermercados ecológicos muy famosa. Me dijo que utilizaba un desodorante ecológico. Le pregunté la marca y cuando me lo dijo le pregunté por qué decía que era ecológico. Me comentó que porque lo ponía en la etiqueta. Le enseñé que en la etiqueta ponía “extracto bio certificado” pero le enseñé la lista de ingredientes, en la que aparecía que lo único ecológico era la «salvia officinalis (sage) leaf extract» o extracto de hoja de salvia, y y la «tilia cordata flower extract» o extracto de flor de tilo.  Lo que no resaltaba la etiqueta es por ejemplo que en el INCI (listado de ingredientes del producto)aparecen los nocivos PEG’S, derivados del petroleo. En su proceso de síntesis se genera óxido de etileno, considerado como carcinógeno por la International Agency for Research on Cancer (Agencia Internacional de investigación oncológica).

También lleva, y es el tercer ingrediente más abundante después de alcohol y el agua, «propylene Glycol«. Según la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (concrétamente en este link:  https://www.atsdr.cdc.gov/es/phs/es_phs189.html ), el glicol de propileno o propylene glycol es una sustancia líquida sintética que absorbe agua y se usa para fabricar compuestos de poliéster y como componente principal en soluciones para deshelar. No suena muy bien aplicar esto a nuestra piel, ¿no?. Pues bien, la misma Agencia establece que una persona se expone a esta sustancia por contacto con la piel y que puede entrar en la corriente sanguínea a través de la piel si hay contacto directo y no se remueve de la piel. Aunque el propylene glycol ha sido aprobado para uso en alimentos, cosméticos y medicamentos en ciertas cantidades determinadas, hay estudios en seres humanos y animales que han demostrado que la exposición repetida de los ojos, la piel o la nariz o en forma oral durante un período breve puede causar irritación.

Además dicho desodorante lleva «parfum (fragance)». Detrás de la palabra perfume pueden ocultarse unos 3.000 ingredientes artificiales que integran un perfume. En la etiqueta sólo aparece la palabra parfum o fragance, por lo que es imposible identificar qué elementos químicos están presentes en su composición. Una fragancia artificial es el «Buthylphenyl Methylpropional», que también aparece en el INCI (lista de ingredienes) de dicho desodorante. Los perfumes sintéticos son sustancias mucho más económicas que las naturales y, sobre todo, mucho más persistentes, tanto en los efectos aromáticos, como en su potencial riesgo tóxico. El Buthylphenyl Methylpropional aparece en la OCU como»uno de los  26 ingredientes que pueden resultar nocivos, sobre todo para enfermos, niños, embarazadas y personas con tendencia a padecer alergias». Puedes encontrarlo en el link https://www.ocu.org/salud/cuidado-piel/noticias/26-ingredientes-de-los-perfumes-que-causan-alergias.

Además debe tenerse en cuenta que a lo largo del tiempo, en una fórmula cosmética, alguno de estos ingredientes puede reaccionar con otro, produciéndose diferentes metabolitos. De estas nuevas sustancias formadas todavía se ignora su potencial capacidad para producir toxicidad. Además teniendo en cuenta la cantidad de compuestos con los que cuenta una fragancia sintética y los conservantes que lleva una crema no natural, las posibilidades combinatorias se acercan al infinito.

Como comprenderéis ese desodorante tan conocido y que mucha gente compra pensando que es natural o ecológico, tiene bien poco de ecológico (extracto de hoja de salvia, y extracto de flor de tilo) sino también de natural.

Desodorante natural Menta We Love the Planet Ecologico Biologico

Desodorante natural, sin aluminio, sin ingredientes nocivos y sin tóxicos We Love The Planet

Si quieres comprar desodorantes realmente naturales, sin aluminio ni otros ingredientes nocivos y tóxicos para tu cuerpo te recomendamos los desodorantes de We Love the Planet.

A continuación podéis ver los sellos que las empresas certificadoras otorgan a los productos que superan sus estrictos controles. Estos sellos aparecen en todos los productos que han sido certificados. Fíjate en los productos de ankobiocare.com, todas las marcas que tiene la tienda on line están certificadas y sus productos están identificados con su correspondiente sello.

Esperamos que este post os haya ayudado a clarificar algunas ideas.

¡Muchísimas gracias por leernos!

***

Deja una respuesta